El Amor, que Papel Juegan Los Celos

Tu no me quieres, porque no eres celoso???.  Si realmente me quisieras tendrías confianza en mi y no sentirias celos.



Son dos formas de recriminación contradictorias que reflejan dos actitudes opuestas, sobre un mismo sentimiento.

Los celos son una pasión tan compleja que muchas veces se escapa a nuestro propio control, degenerando en una autocritica negativa en la persona.

Los celos son sentimientos agudos de posesión, podemos ser celosos de nuestras pertenencias, amistades, propiedades, raíces o de nuestro cónyuge.

Sin embargo donde más fuerte suele ser es en el campo de las relaciones amorosas



El Amor, de los Celos a la Envidia

En inglés existe una palabra para celos y otra muy diferente para envidia, en muchos casos celos se usa como sinónimo de envidia.

Si analizamos las semejanzas y diferencias  entre la envidia y los celos, descubriremos algo en que los celos dejan de ser buenos para convertirse en malos.

Los celos y la envidia son un impulso de posesión, los celos sobre lo propio, la envidia sobre lo ajeno, he ahí!!! la semejanza y la diferencia.

Y, naturalmente este impulso posesivo se entremezcla con un sentimiento de hostilidad hacia quien aspira tener lo que nosotros poseemos esto en el caso de los celos, o hacia quien posee lo que nosotros queremos
esto en el caso de la envidia.

Así llegamos a odiara a la persona amada a quien celamos o es objeto de nuestro anhelo pero que ya no puede ser nuestra porque pertenece aun tercero.



De acuerdo con esta distinción entre envidia y celos, pudiéramos llegar a la conclusión de que los celos son buenos ya que se refieren a nuestra legitima posesión, mientras que la envidia es mala porque se refiere a lo que es legítima posesión de otra persona.

Los celos pasan a ser envidia cuando se extienden a cosas sobre las que no tenemos posesión legítima, si una mujer se siente celosa cuando asiste con su esposo a una fiesta y ve que una mujer esta coqueteando con él, estos son celos con todas las de la ley, ya que el como hombre le pertenece a esa mujer y lo mismo ocurre con ella como mujer le pertenece a él.



Pero si experimentas un sentimiento similar de posesividad hostil, cuando el esposo mantiene una conversación amistosa inofensiva con otra mujer, lo que ella considera que son celos,  podría catalogarse como envidia, porque como simple amigo el no es exclusivamente suyo.




1 comentario:

Lily Yu dijo...

Gracias por compartir!!!!
Cheap Evening Gowns